Bienvenido a ABR Américas

¿Cómo asegurarse de que su hijo come bien cuando usted no está?

La comida que mi hijo discapacitado come  no puede dejarse al azar, por ello,  he encontrado una forma de controlarlo, aunque deba estar ausente unos días.

 

En mi último blog,
le di algunas sugerencias
para agregar a la lista para su cuidadora cuando salga por unos días.
Les prometí revelar cómo controlo las comidas de mi hijo con PC,
incluso a la distancia.
¿Mi secreto?
Los cubos.
Decenas y decenas de cubos de alimentos preparados con antelación,
con amor y cuidado, luego congelados en cubetas de hielo y
transferidos a bolsas Ziplock.
De hecho, uso el sistema de cubos no sólo cuando voy de vacaciones,
sino durante todo el año.
Es una manera eficaz, rápida y fácil de asegurarme de que
mi Nicolás siempre come una amplia variedad de nutrientes
en proporciones cuidadosamente controladas.
Permítanme explicar:
cuando se prepara una comida completa, no siempre es fácil determinar
si la proporción de cereales, verduras, proteínas, grasas, etc.,
consumida por mi hijo será la óptima.
Con los cubos, no hay problema.
Yo controlo exactamente la proporción de arroz, trigo sarraceno o quinua
(todos los cereales sin gluten)
que él comerá en cada comida.
Lo mismo ocurre con las verduras y las proteínas.
Por ejemplo: cada comida contiene 2 cubos de cereales, 4 cubos de verduras y 2 cubos de proteína.
También controlo las proteínas vegetales (garbanzos, lentejas, etc.)
versus las proteínas animales (pollo, ternera, cordero, pescado).
Así, la comida del almuerzo consiste en 2 cubos de cereales, 2 cubos de proteínas vegetales y 4 cubos de verduras.
La comida de la noche se reserva, en las mismas proporciones,
para las proteínas animales.
Un gran surtido de comidas gourmet de lujo
Dicho esto,
me aseguro de que las comidas ofrecidas a mi hijo no sólo son nutritivas
sino también son comidas gourmet.
Cada variedad se prepara de acuerdo a una receta diferente:
  • Pollo con cacciatore, blanquette de ternera, cordero con menta, pescado con jengibre, etc …
Cada vegetal también tiene su propia receta:
  •  Remolacha, miel de maple, peras.
  • Zanahorias con pasas secas.
  • Judías verdes, cebolla caramelizada y azúcar moreno.
  • Calabaza, peras, apio.
  • Hongos y guisantes.
  • Espárragos y queso brie.
  • Patatas dulces, cebollas de verdeo y cilantro fresco.
  • etc.
Busco nuevas recetas cada vez que mis cubos se terminan,
con el fin de variar su dieta y darle el placer de saborear nuevos sabores cada vez.
.
En cuanto a los cereales,
los cocino en bolsitas de sopas de variados sabores:
sopa con cebolla, sopa de tomate, sopa de puerro, etc …
 Cuando estoy fuera …
Mi cuidadora sólo tiene que tomar los cubos de los numerosos ziplocks de plástico cuidadosamente identificados (trigo de sarraceno, arroz, pollo, ternera, espárragos, zanahorias, etc …).
La regla a seguir es fácil:
2 cereales, 2 proteínas, 4 vegetales (2 rojas o zanahorias anaranjadas, batatas o remolachas, …) y 2 verdes (brócoli, espárragos, judías verdes …)
para asegurar un equilibrio perfecto entre betacaroteno y los antioxidantes.
Los cubos se colocan en un plato Pyrex en la mañana para descongelarlos y se calientan unos minutos antes de la hora de la comida a una temperatura muy baja en la cocina (nunca en el microondas!).
Y voilà!
¡Comidas  siempre listas para comer!
El trabajo más grande es la primera vez
que prepara su selección de cubos.
Después de eso, es súper fácil y rápido.
Cuando vea que el número de cubos
en una ziplock disminuye,
sólo tiene que preparar un lote (nunca más de dos bandejas de cubitos de hielo a la vez para repetir la receta con regularidad) …
sólo toma unos minutos cada vez
y su ser querido disfrutará de una comida nutritiva, equilibrada y
… siempre deliciosa
¡pst… no mezcle los cubos..permita a su niño descubrir cada sabor!