Bienvenido a ABR Américas

Para los profesionales

El enfoque de ABR es un gran complemento para el tratamiento o rehabilitación de la Parálisis Cerebral

 

Antecedentes

La Parálisis Cerebral (PC) tiene una prevalencia de aproximadamente 0.2-0.3% [1, 2] que, pese a que es relativamente reducida, se traduce en una de las cargas económicas más grandes entre los desórdenes del desarrollo [3]. Las deficiencias fenotípicas asociadas con la PC varían de acuerdo a la edad del paciente y la severidad. La función de los pacientes con PC es resumida con efectividad en el Sistema de Clasificación de las Funciones Motoras Gruesas (GMFCS), que clasifica a pacientes con PC según su desempeño en diversas pruebas funcionales en una escala descendiente del 1 al 5 [4]. Los pacientes con PC probablemente padecen, y pueden continuar siendo sujeto de cambios degenerativos y atróficos en su sistema musculo-esquelético. Más aún, este ambiente biomecánico adverso presenta un medio metabólico desfavorable. Esta ocurrencia iterativa, llamada el ciclo degenerativo, debe ser detenida para mantener la salud, o reversada para promover ganancias beneficiosas entre la población de PC.

Terapia ABR

En contraste con los enfoques tradicionales, ABR es un método que busca transferir un estímulo de estrés localizado hacia los tejidos usualmente relegados en pacientes con deformidades musculo-esqueléticas como la PC. El propósito de esta terapia es promover la remodelación o el fortalecimiento de estos tejidos irregulares y débiles a través del proceso de mecanotransducción inducida.

Fascia

Durante la última década, la influencia de los hallazgos que demuestran la importancia mecánica de la fascia continúa construyendo la base sólida necesaria para soportar y comunicar su invaluable mensaje. La fascia convencionalmente es ignorada y caracterizada como un tejido pasivo con pobre relevancia mecánica en las actividades de la vida diaria. Tal afirmación es anticuada e inexacta. La fascia, pese a ser pasiva por definición, tiene un rol importante en la mecánica músculo-esquelética mediante la canalización y soporte de cargas significativas.

Varios estudios han confirmado la respuesta: los tejidos fisiológicos en pacientes con parálisis cerebral tienen propiedades desbalanceadas e interrumpidas cuando se comparan con la norma. En consecuencia, y quizás lo más importante, las complejidades presentadas por este ambiente mecánico irregular podrían impedir la simple aplicación de tratamientos de salud convencionales diseñados específicamente para dolencias agudas en condiciones crónicas como la parálisis cerebral.

A lo largo de la última década, los nuevos hallazgos han resaltado la importancia de la presión intra-abdominal en la estabilidad de la columna vertebral (también considerada como una de las funciones del envoltorio fascial). Los pacientes con PC frecuentemente carecen de la estabilidad espinal al extremo que restringe su habilidad para sentarse independientemente. Adicionalmente, la debilidad abdominal es a menudo asociada a una respiración superficial y puede conllevar a una aparente desconexión entre el cuerpo superior y el inferior.

Haga clic aquí para revisar el estudio científico.